Sin categoría

La tragedia de Obi Mikel

Horas antes del partido contra Argentina, Mikel recibió una llamada telefónica en la que se enteró que su padre se encontraba secuestrado.

Cuatro horas antes de salir al terreno de juego para disputar un partido decisivo en la fase de grupos contra Argentina, Obi Mikel recibió una llamada para informarle que su padre había sido secuestrado y podría perder la vida si el jugador lo comentaba con alguien más.

El capitán de Nigeria vivió momentos angustiosos durante el mundial tras no conocer la situación de su padre; sin embargo, tuvo que tomar una decisión y salir al campo para defender los colores de su país.

El mediocampista obtuvo a través de un familiar el número de los secuestradores, para comunicarse y arreglar el rescate por el que tuvo que pagar 24,000 euros.

Una semana más tarde su padre fue liberado y la policía no pudo realizar ninguna detención al respecto. De momento el padre de Mikel se encuentra hospitalizado para recibir la atención médica después de la tortura que recibió mientras estuvo privado de libertad.

Está no es la primera vez que el papá de Obi Mikel sufre estas circunstancias, ya que en el año 2011 el jugador tuvo que lidiar con una situación similar. / Efraín Chicas – @EfraínChicas1

Rebeca Martínez
Editora y redactora de Juego Directo / @Rebecalderon24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *