El tenista salvadoreño consiguió una hazaña histórica y se clasificó por primera vez a una final de dobles masculinos.